Trabajos de la selva

El hombre camina despacio, sin hacer mucho ruido, casi como deslizándose de manera sigilosa entre la espesura verde que se levanta a su alrededor. Su paso es lento y seguro, tanto porque se fija en donde pone el pie, por seguridad, como porque en realidad no tiene prisa en llegar a donde va. En realidad no va a ningún lado en particular. sino que explora la selva en cada paso, y cada tanto levanta la mirada y escudriña la bóveda verde que le rodea. Su mirada y atención buscan un…