En Guatemala le apuestan al turismo inclusivo

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Yomex Owo/Unsplash Mié 16, Jun 2021

El Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) y el Consejo Nacional para la Atención de las personas con Discapacidad (CONADI), firmaron la extensión de un convenio que busca establecer mecanismos de coordinación interinstitucional para la identificación de mejoras en la atención a personas con diferentes capacidades, y que estas puedan disfrutar de los atractivos turísticos que el país tiene para ofrecer.

Según informaron ambas entidades, el objetivo de la ampliación de este convenio que se firmó por primera vez en 2016, es la de contar con “acompañamiento, asistencia y atención al turismo a personas con limitaciones de movilidad temporal, reducida o permanente”, así como crear proyectos turísticos nuevos que tomen en consideración a estos grupos de personas.

A este turismo se le conoce como turismo social, y está basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Busca dar las mismas oportunidades de descanso y tiempo libre para todas las personas, sin importar su condición social, económica, religiosa y física. Esto quiere decir que cualquier persona tiene el derecho a disfrutar de todo lo que los destinos turísticos tienen para ofrecer.

Con motivo a la firma de este nuevo convenio entre INGUAT y CONADI, los directores de ambas entidades realizaron un acto público, y la institución turística emitió un comunicado al respecto:

El Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) y  el Consejo Nacional para la Atención de las personas con Discapacidad (CONADI) en el 2016 firmaron un convenio con una vigencia de 4 años con el propósito de establecer mecanismos de coordinación interinstitucional para la identificación de mejoras en la atención a este grupo importante de personas.

En seguimiento a ese compromiso, las autoridades del INGUAT y del CONADI renovaron su compromiso con un convenio que estará vigente para el período 2021-2025 con el objetivo de continuar con el acompañamiento, asistencia y atención al turismo a personas con limitaciones de movilidad temporal, reducida  o permanente en los proyectos que se planifiquen y se ejecuten en el país.

El director general del INGUAT, Mynor Cordón explicó “Sabemos la importancia de que toda persona tiene el derecho de acceder a los servicios de ocio y turismo en igualdad de condiciones, por lo que es importante aunar esfuerzos para buscar espacios con la finalidad que todas las personas puedan disfrutar de sus vacaciones en las mismas condiciones de calidad en el servicio, seguridad y confort”.

En tanto, Clarivel Castillo, presidenta del CONADI aseveró “Este acuerdo tiene el propósito de promover proyectos inclusivos, entre estos, la creación de destinos accesibles desde las orientaciones del Diseño Universal en beneficio de las personas con discapacidad, y dar cumplimiento al derecho a la igualdad, cultura, recreación y ocio de una población que asciende a un millón 600 mil guatemaltecos”. Además, Castillo argumentó que el esparcimiento repercute de manera positiva en la salud mental de las personas con y sin discapacidad.

Tomando en cuenta los desafíos y retos para tener condiciones accesibles para todos, el INGUAT y el CONADI hacen un llamado a otras instituciones a sumarse a los esfuerzos conjuntos, principalmente a las administradoras de sitios arqueológicos y áreas protegidas abiertas al turismo, así como a autoridades municipales y privadas, quienes tienen a su cargo sitios de interés, para que se unan a las acciones de la accesibilidad universal.

De acuerdo al Código de Ética Mundial para El Turismo de la Organización Mundial del Turismo -OMT- en el artículo séptimo, con relación al derecho al turismo señala “La importancia del acceso directo y personal al descubrimiento de las riquezas de nuestro mundo constituirá un derecho abierto por igual a todos los habitantes del planeta”.

×