Fotografía galardonada muestra el impacto de la humanidad en la vida silvestre

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Alejandro Prieto Sáb 11, Sep 2021

Una fotografía hecha por el fotógrafo mexicano, Alejandro Prieto, quien fue galardonado como Mejor Fotógrafo de Aves de 2021, muestra el muro construido por Estados Unidos, en su frontera con México, y cómo esta obra no solo se presenta como un obstáculo para detener las migraciones humanas, sino que también hacen lo propio para diferentes especies silvestres, que se ven aisladas de sus ecosistemas naturales, debido a la influencia humana.

Según los organizadores, esta imagen muestra “una importante historia de la fragmentación del hábitat y cómo estructuras como el muro fronterizo pueden evitar que la vida silvestre migre y se traslade a otras áreas”. Esta fotografía fue tomada hace dos años, en una región mexicana llamada Naco. Según Prieto, la foto representa “la fragilidad y la inocencia de la vida salvaje frente al lado oscuro del ser humano”.

El fotógrafo pasó 16 meses observando la interacción de la vida silvestre con el muro. En una entrevista a ElPaís, de España, detalló lo que ocurrió al capturar esta instantánea. “Iba conduciendo por la frontera del lado estadounidense cuando de repente apareció un correcaminos, cruzó hasta la mitad de la carretera, se detuvo por un momento, lo justo para poder tomar algunas imágenes, mirando la pared con alambres, y luego regresó por el mismo lugar de donde había aparecido”, ha descrito.

Conforme las zonas naturales del planeta se van reduciendo, en favor de la urbanidad y las construcciones artificiales humanas, la vida silvestre se ha encontrado con una serie de dificultades para poder desarrollarse adecuadamente. Prieto afirma que los animales “necesitan moverse libremente de un lugar a otro para encontrar comida, agua, pareja o mejores condiciones climáticas”. De no lograrlo, esto podría impactar en el tamaño de sus poblaciones, al punto de ponerlas en serio peligro de desaparición.

Naciones Unidas anunció este año que las actividades humanas son las responsables del calentamiento global, así como de la desaparición de más de un millón de especies de insectos, plantas, aves, mamíferos y vida marina. De continuar con este camino, según el ente internacional, las consecuencias para la vida en el planeta serán desastrosas antes de finalizar el presente siglo.

×