Contaminación del río Motagua genera conflictos entre Guatemala y Honduras

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Liliam Rivera/Comisionada presidencial de Honduras Jue 15, Oct 2020

Omoa es uno de los atractivos turísticos más importantes del litoral del Atlántico hondureño. Los pobladores de esta zona basan su desarrollo económico y social a partir de actividades turísticas, así como de la pesca artesanal para el autoconsumo. Sin embargo, durante años, la temporada lluviosa, que abarca los meses de mayo a noviembre de cada año en Centroamérica, suele generar conflictos entre Honduras y su vecino Guatemala. La razón: toneladas y toneladas de basura arrastradas por el río Motagua.

En un artículo publicado por la BBC Mundo, el pasado 1 de octubre, se mencionó que este río, que atraviesa gran parte de Guatemala, arrastra consigo una gran cantidad de desechos, que van a desembocar al Caribe hondureño, “y recalan en los pueblos de la costa como islas de plástico, ropas viejas y mugre de todo tipo”.

El problema de esto no es solo ambiental. Según la investigación del medio inglés, la preocupación de los pobladores locales de Omoa, radica en que, ante el exceso de contaminación proveniente desde Guatemala, la gente no puede realizar muchas de sus actividades cotidianas, como la pesca, lo que, sumado a los efectos de la pandemia, pone en riesgo la salud y la vida de las personas.

El daño que nos ha hecho ha sido devastador. Estamos viviendo de milagro, tratando de ver cómo mantenemos a nuestras familias, porque ya casi no salimos porque los peces se están alejando por la basura”, dijo un pescador hondureño.

El gobierno de Honduras, a través de su Ministerio de ambiente, sostiene que durante los últimos 11 días, el Motagua descargó hasta 550 toneladas de basura en las costas caribeñas de ese país. “Para que se tenga una idea, solo en dos días, en el fin de semana, se recogieron 144 toneladas de basura”, dijo a BBC Mundo Liliam Rivera, comisionada presidencial de Honduras para la gestión ambiental del Río Motagua y su desembocadura.

Impacto ambiental y medidas paliativas

rio-motagua-guatemala

Foto: iagua.es

La contaminación del agua tiene un impacto profundo en las especies marinas que habitan el Caribe mesoamericano. Aunque aún no se tienen indicios, se cree que el aumento de los desechos sólidos, como el plástico, y otros con contenidos químicos, podrían ser la causa del Síndrome Blanco, una rara enfermedad que mata a los corales del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM). Aunque esta enfermedad aún no está presente en los bancos de coral de Guatemala y Honduras, no se descarta un impacto negativo en la salud de estos ecosistemas.

Representantes de ambos países han sostenido reuniones para buscar soluciones, y aunque el Ministro de Ambiente guatemalteco reconoció el fallo de una barda instalada hace apenas ocho meses, con un costo de US$2 millones, no se espera que se den acciones inmediatas para evitar un impacto social, económico y ambiental más negativo de lo que se tiene ahora.

Según una publicación en el diario oficial guatemalteco, ya se han retomado los trabajos de reparación en la aldea El Quetzalito, en Caribe guatemalteco, al tiempo que se realizó una jornada de reforestación de la cuenca del Motagua. Además, el Ministerio de Ambiente, junto con el apoyo del Ejército de ese país, realizaron labores de limpieza para reducir la cantidad de basura que el río transporta.

 

×