WWF acusada de abusos en contra de los derechos humanos

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Jorge Rodríguez Jue 3, Dic 2020

El sitio internacional de noticias BuzzFeed, publicó una investigación en la que se muestran evidencias de que la organización no gubernamental ambientalista World Fund For Nature (WWF), podría estar involucrada en el financiamiento de grupos paramilitares en contra de la cacería furtiva en países de África y Asia.

“La querida organización sin fines de lucro con el logo del panda tierno financia, equipa y trabaja directamente con las fuerzas paramilitares que han sido acusadas de golpear, torturar, agredir sexualmente y asesinar a decenas de personas. En 2017, los guardabosques de un parque financiado por WWF en Camerún torturaron a un niño de 11 años en frente de sus padres”, dice BuzzFeed en la primera parte publicada de una investigación que tomó un año y decenas de entrevistas, documentos y memos confidenciales para corroborar estos actos.

Estas acusaciones llevaron a WWF a integrar un panel de evaluación, integrado por representantes de entidades como Naciones Unidas, para determinar responsabilidades. Según el informe, no se encontró evidencia de la participación directa de WWF en el financiamiento de estos grupos paramilitares, sin embargo, se criticó el papel que la organización ambientalista podría haber jugado al proveer de fondos a los gobiernos que sí se relacionan con estas prácticas ilegales.

Eso se pone de manifiesto, según el documento elaborado por el panel de evaluación, en países como la República Democrática del Congo y lo documentado en el Parque Nacional Salonga, en donde el personal de WWF estaba “consciente del potencial de abusos de los derechos humanos por parte de los guardias ecológicos”, y a pesar de ello no “desarrolló un plan eficaz para prevenir y responder a los abusos”.

Reacciones internacionales

Aunque el papel directo de WWF en estos abusos no quedó definido por completo, el entorno conservacionista mundial ha criticado a dicha entidad por su falta de firmeza a la hora de evitar estas situaciones.

Rainforest Foundation UK lamentó la falta de “arrepentimiento” de parte de WWF, a pesar de los “hallazgos condenatorios” del panel. Aseguran que se mostró reticencia para asumir “la responsabilidad por sus deficiencias”, así como la falta de “una disculpa sincera a las muchas personas que han sufrido abusos de derechos humanos cometidos en su nombre”.

Por ello, exigen que los los ejecutivos de WWF sean responsabilizados por el “fracaso constante de la organización para prevenir, detectar y remediar los abusos en todos sus programas”.

Por su parte, Greenpeace alentó a WWF a que asuman completamente “su responsabilidad por los abusos cometidos por los guardabosques o “ecoguards” que trabajan en las áreas protegidas que WWF gestiona o cogestiona. Además de dar seguimiento a todas las recomendaciones del Panel de Revisión, Greenpeace espera que WWF ofrezca una disculpa completa a los sobrevivientes y se asegure de que reciban las reparaciones adecuadas”.

En su comunicado, Greenpeace asegura que “la protección de la naturaleza debe basarse en el reconocimiento legal de los derechos de los pueblos sobre sus tierras ancestrales y tradicionales. Los pueblos indígenas y las comunidades locales, que se encuentran entre los menos responsables de la crisis de extinción global, deben ser reconocidos como líderes en la defensa de la naturaleza contra la explotación industrial y criminal. La práctica colonial actual de reducirlos a daños colaterales de conservación debe terminar”.

WWF es una organización internacional que apoya la lucha en contra de la desaparición de ecosistemas y de miles de especies de vida silvestre, por medio de acciones que generen un cambio en los modelos de desarrollo de los países. Lo ocurrido en el Congo, daña su imagen y podría repercutir en los programas de conservación que apoyan.

Frente a las críticas WWF, reconoció las fallas y se comprometió concretamente a “realizar cambios para garantizar que se escuchen las voces de las comunidades y así mejorar la capacidad para cumplir los compromisos de conservación. Hacer un mejor uso de su influencia internacional para ayudar a los gobiernos locales a cumplir con sus obligaciones de proteger los derechos. Tomar medidas adicionales para reducir los conflictos entre las comunidades y los guardabosques del gobierno, y fortalecer los sistemas de gobernanza gestión para cumplir los compromisos”.

×