Después de 20 años, tortuga Baule anida en playas de Guatemala

Historia por: Viatori Fotografía por: Wikipedia Dom 29, Nov 2020

20 años tuvieron que pasar para que una tortuga baule (Dermochelys coriacea), decidiera poner sus huevos en una playa del Pacífico de Guatemala. Según anunció el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), el descubrimiento fue hecho por un vecino de una playa conocida como Tilapa, en el suroccidente guatemalteco.

Al darse cuenta de esto, el vecino compró todo el nido a un recolector de huevos local, y donó los huevos al tortugario de la comunidad. “Un ciudadano se percató y compró el nido completo de 60 huevos a un parlamero y lo donó al tortugario. Esta es una de las especie en peligro de extinción, se espera la eclosión de los huevos en 70 días”, dijo CONAP en una publicación hecha en su página de Facebook.

Expertos guatemaltecos continúan sin saber la razón por la cual diferentes tipos de tortuga eligen las playas para anidar. Según informó la entidad de protección, un ejemplar de esta especie no anidaba en territorio guatemalteco desde hace 20 años.

Debido a que son animales marinos, su estudio es complejo y costoso, y la baja asignación presupuestaria que el Estado designa para acciones de conservación hacen complicada su realización.

La tortuga más grande

Huevos de tortuga baule. Foto: CONAP

La tortuga baule, que también es conocida como baula en Costa Rica, es la más grande de todas las tortugas marinas. Llegan a tener una longitud de 2,3 metros y un peso de más de 600 kilogramos. El caparazón puede llegar a superar los dos metros.

Conocidas también como laúd, su dieta consiste de medusas y algas marinas. Esto las hace estar en peligro por la contaminación marina de plásticos, ya que confunden las bolsas con medusas, lo que provoca que mueran por asfixia. También puede comer peces, crustáceos, calamares, erizos de mar y algas.

Sus hábitos alimenticios se presentan como un excelente servicio ecosistémico para la humanidad, ya que tiene mantiene el equilibrio ecológico y económico. Su consumo de medusas, reduce su número y así estas no comen los peces pequeños y aumenta la pesca.

Las tortugas baule se aparean en el mar. Los machos nunca abandonan el agua una vez que entran en ella como crías. Las hembras se aparean cada tres o cuatro años, volviendo a las playas donde ellas mismas nacieron para depositar sus huevos. Una hembra puede dejar hasta cien huevos en cada deposición. El intervalo entre una puesta y la siguiente es de unos nueve días. El primer apareamiento se produce después de que la tortuga haya cumplido diez años.

×