Sí, el cambio climático es producido por la humanidad

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Jorge Rodríguez Mié 3, Nov 2021

Mucho debate existe acerca de si el cambio climático actual es producto de procesos naturales del planeta, o bien es provocado por las actividades de consumo y producción humanas. Para acabar con ese escepticismo de algunos sectores de la población global, Naciones Unidas, a través del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en el que envía “una alerta roja para la humanidad”.

Desde la Revolución Industrial, ocurrida entre 1760 y 1840, originada en Reino Unido, y liderada por el recién inventado tren de vapor, la temperatura del planeta a aumentado 1,1°. Desde mediados del siglo XIX, cada una de las cuatro últimas décadas ha sido más caliente que cualquier otra anterior.

Miles de científicos, en diferentes partes del mundo, han realizado una amplia variedad de mediciones climáticas, en diferentes estaciones terrestres, marítimas, e incluso espaciales. Todas estas mediciones coinciden en señalar importantes saltos en las temperaturas a partir de la era industrial.

Ha sido también a partir de comparativas mucho más antiguas, hechas a partir de los anillos de árboles,  muestras de extracción de hielo, sedimentos en lagos y los corales, todos registros históricos del clima del planeta, que se ha podido concluir que la Tierra no era así de caliente durante los últimos 125 mil años.

Los gases de efecto invernadero -que atrapan el calor del Sol- son el vínculo crucial entre el aumento de la temperatura y la actividad humana. El más importante es el dióxido de carbono (CO2) por su gran abundancia en la atmósfera.

¿Influencia humana?

El hielo de los polos se derrite a un ritmo mayor que lo registrado antes de la revolución industrial. Foto: Unsplash

Aun con todo esto, es posible argumentar que lo que ha ocurrido con el clima global, no es más que una muestra de la naturaleza cambiante del planeta. Para comprobar el papel de la humanidad en el aumento de las temperaturas, particularmente a través de los gases de efecto invernadero, producidos por la emisión de dióxido de carbono (CO2), los científicos han acudido al registro de estos gases, a partir de una marca química única que estos emiten.

Ha sido precisamente a través de los anillos de los árboles y el hielo polar, que se ha podido determinar el cambio en la química atmosférica. En ellos se ve que el carbono, específicamente el de fuentes fósiles (combustibles y quema de árboles), ha aumentado “significativamente” desde 1850. Los análisis demuestran que durante 800 mil años, el CO2 en la atmósfera no subió por encima de 300 partes por millón (ppm). Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la concentración de CO2 se disparó a su nivel actual de casi 420 ppm.

Toda esta información se ha obtenido gracias a simulaciones computarizadas, conocidas como modelos climáticos, y que se utilizan para conocer el impacto que diferentes variables, entre ellas la humanidad, pueden tener en el clima global. Sin todos los gases emitidos desde 1850, el planeta Tierra no solo no se habría calentado, sino que podría haberse enfriado , si solamente hubieran influido los factores naturales.

Imagen: BBC

Sin embargo, como vivimos en una realidad en la que la humanidad ha sido parte de esas influencias para el clima, algunas de las consecuencias de ello se pueden ver en el más rápido derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Además, el número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado en los últimos 50 años. Durante el siglo XX, los niveles globales del mar subieron 20 cm en el último siglo, y continúan subiendo, y desde los 1800, los océanos se han vuelto 40% más ácidos, afectando la vida marina.

Con todas estas evidencias, y a pesar de que el planeta ha pasado por diferentes períodos climáticos extremos, se hace muy difícil ignorar la influencia que las actividades humanas tienen sobre el clima actual.

×