Centroamérica arde por incendios forestales

Historia por: Sandra Álvarez Fotografía por: Global Forest Watch Lun 4, May 2020

Los incendios forestales están siendo la mayor causa de pérdida de masa forestal en la región centroamericana durante la temporada 2019-2020. Todos los países de la región, a excepción de Costa Rica, están mostrando un elevado índice de siniestros en sus territorios.

En Guatemala, la Coordinadora Nacional para Reducción de Desastres (CONRED), reportó el pasado 1 de mayo que el norte del país, la zona más afectada por los incendios, aún se mantienen activos varios siniestros, que amenazan zonas protegidas, así como la vida de miles de especies silvestres.

La temporada de incendios forestales 2019 – 2020 ha consumido dos mil 757 hectáreas (ha), cuyos departamentos más afectados son Petén, Baja Verapaz, Huehuetenango, Sololá y Totonicapán.

En Honduras, el Instituto de Conservación Forestal (ICF), anunció que en lo que va de 2020, 652 incendios han consumido 37,988 ha de bosque, siendo el municipio de Puerto Lempira, en el departamento de Gracias a Dios, en el Caribe hondureño, la zona más afectada, con una pérdida total de 13,543.8 ha.

Otras zonas afectadas son la zona central del país y el municipio de Juticalpa, en Olancho. Las brigadas de bomberos han podido sofocar unos 270 siniestros, de los más de 600 que consumen las áreas forestales hondureñas.

Además de estos incendios, en la zona oeste nicaragüense, fronteriza con Honduras, un siniestro que ya ha consumido más de 1,114.3 ha de bosque, amenaza con traspasar los límites territoriales que ambos países comparten.

Pobladores del municipio de Somoto, fronterizo con Honduras, indicaron que las unidades de bomberos, del Ejército de Nicaragua y voluntarios, llevan cinco días sin poder sofocar el incendio.

Costa Rica sin mayores incidentes

En 2019, Costa Rica reportó el doble de la cobertura boscosa de lo que tenía 30 años atrás. Foto: LaRepublica.net

La temporada seca en Centroamérica, de noviembre a mayo es la excusa perfecta para la propagación de fuegos forestales, sin embargo en Costa Rica se ha podido mantener bajo control el número de estos siniestros.

A pesar de que, según informaciones de prensa, “la temporada 2019-2020 es la más devastadora en 8 años”, hasta abril se reportaba la pérdida de apenas 390 ha en todo el país, a consecuencia de los fuegos, siendo la zona de Guanacaste la más afectada.

Sin embargo, a pesar de la alarma local, estas cifras, en comparación con lo que sucede en el resto del istmo, son bastante mínimas.

Todos los expertos en el tema mencionan que los incendios forestales en Costa Rica son, casi en su totalidad, provocados por manos humanas, que buscan la ampliación de sus terrenos mediante la apropiación ilegal, o para construir pistas clandestinas para el tráfico de droga hacia el norte del continente.

Otro de los factores, es la ampliación de la frontera agrícola. Grandes empresas multinacionales, que cultivan palma africana, y otros monocultivos, avanzan en su meta de tener más territorios para la siembra de sus productos.

Pérdida de cobertura

incendios-forestales

Foto: CONRED Guatemala

El Global Forest Watch, una herramienta de monitoreo de la cobertura forestal en el planeta, ha realizado monitoreos desde 2010. Según su herramienta en tiempo real, entre 2001 a 2018Guatemala perdió 1.39 millones de ha de cobertura arbórea, lo que equivale a una disminución del 18% de la cobertura arbórea desde 2000.

Honduras, por su parte, tenía unas 7.22 millones de ha para 2010, cifra que disminuyó hasta las 5,398,137 ha en 2014 y Nicaragua perdió cerca del 18% de su cobertura boscosa desde el año 2000.

En la última década, Costa Rica perdió un poco más de 100 mil ha de bosque. La mayor razón de estas pérdidas es el avance de la agricultura, factor que se está mostrando como el mayor enemigo en contra de la conservación de los bosques en la región.e

×