800 hectáreas de selva desaparecerán por construcción de Tren Maya

Historia por: Viatori Lun 7, Dic 2020

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó el inicio de la Fase 1 del Tren Maya, al aprobar el plan de Impacto Ambiental, que contempla la tala de 800 hectáreas de selva.

El Tren Maya , en su primera fase, atravesará las localidades de Palenque, Chiapas, a Izamal, en Yucatán, con una extensión de 631 kilómetros con 13 estaciones ferroviarias. En esta área están las zonas protegidas Sistema Lagunar Catazajá y La Libertad en Chiapas y Tabasco; el sitio Ramsar Anillo de Cenotes en Yucatán y la Reserva de la Biosfera Los Petenes, en Campeche.

Además de la pérdida de hábitat para cientos de especies, como el tapir o el jaguar, por mencionar a las más emblemáticas, la tala de 800 hectáreas de bosque contribuirá a la liberación de grandes cantidades de carbono a la atmósfera, lo que podría contribuir aún más a la creación de gases de efecto invernadero.

El documento de impacto ambiental aprobado por la Semarnat, reconoce esta situación, pero al mismo tiempo contempla medidas para contrarrestarla. Hay ya estipulado un Programa de Reforestación, en el que se establece la  reubicación de especies y restauración de suelo que se proponen, “se restaurará cualquier modificación al microclima” y las condiciones climáticas recuperarán su estado original, publicó el medio mexicano Milenio.

Suspenden Fase Dos

El citado medio publicó que varias comunidades de Campeche, lograron la suspensión definitiva de la Fase Dos, debido a que “de continuarse, podría darse un daño ambiental irreparable”, según dictó el Juzgado Primero de Distrito de Campeche. “El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) informó que junto con comunidades indígenas del sur del país, obtuvieron una suspensión definitiva para evitar la construcción del tramo 2 del Tren Maya, que va de Escárcega hasta Calkiní, Campeche”.

La implementación de este tren, pone en serio riesgo la conectividad de los diferentes ecosistemas y corredores biológicos al sur de México. Quienes están a favor de este proyecto, aseguran que se construirán pasos específicos para la vida silvestre, que permitiría mantener la conectividad entre las áreas naturales.

Sin embargo, el Cemda mantienen que “Tren Maya fragmentará los diversos ecosistemas que se tienen en la Península de Yucatán, con afectaciones a los corredores biológicos y área naturales protegidas”.

 

×