1700 proyectos de manejo forestal sostenible nuevos en 2020 en Guatemala

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Conap Mié 16, Dic 2020

Aunque la pandemia por el COVID-19 ha golpeado a todos los sectores financieros y productivos del planeta entero, eso no significa que no se pueda hablar de algunos logros en algunos sectores. Con esa intención, el Instituto Nacional de Bosques de Guatemala (INAB), anunció que realizó 18 desembolsos de los programas de incentivos forestales, de los cuales 11 corresponden a PINPEP y siete a PROBOSQUE, mediante los cuales se incentivó el establecimiento, mantenimiento y manejo sostenible de 47,353 proyectos, equivalentes a 279,258.98 hectáreas de bosque.

Según el comunicado de prensa emitido por la entidad estatal, los departamentos de Guatemala en donde se localizan estos proyectos forestales son “Petén, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Huehuetenango y Quiché”, y resalta que “son proyectos enfocados al establecimiento y mantenimiento de plantaciones forestales, sistemas agroforestales y el manejo de bosque natural con fines de producción, protección y restauración”.

En 2020, a pesar de la pandemia, se logró certificar a 1,700 proyectos de manejo forestal sostenible. Foto: CONAP

Herles Martínez, coordinador nacional de PROBOSQUE, añadió que en este año este programa incorporó 1,700 nuevos proyectos, equivalentes a 27,300 hectáreas bajo manejo, y que significó una inversión estatal de Q61.8 millones (US$8 millones). Durante 2020, se le dio mantenimiento a un total 7,200 proyectos, o en otras palabras, alrededor de 112 mil hectáreas de bosque recuperados y bajo manejo.

Estos nuevos proyectos, sin embargo, solamente representan un poco más del 50% de los proyectos nuevos que el INAB estimaba certificar para este año, pero que, debido a la pandemia, no se logró alcanzar el estimado a inicios de año. “En enero hicimos la proyección de la demanda de proyectos, y estimabamos en términos de inversión que la demanda estaba en Q282 millones en proyectos, alrededor de 10,200 proyectos, incluyendo nuevos y en fase de mantenimiento”. explicó Martínez. “Sin embargo ya en la implementación nos fuimos dando cuenta de que esa demanda de proyectos nuevos que estaba estimada en 3,100 disminuyó significativamente”, añadió.

A pesar de este atraso, de todos los candidatos a ser incentivados que se analizaron, cerca del 45% se quedaron a la puerta de ser incluidos dentro del programa de PROBOSQUE, y su certificación se completará a inicios de 2021.

 

×