La arqueología moderna y el uso de nuevas tecnologías

Historia por: Carlos Duarte Fotografía por: Carlos Duarte Vie 14, Ene 2022

Con el uso de nuevas tecnologías, un equipo de arqueólogos y trabajadores comunitarios investiga una posible relación entre Tikal, el sitio arqueológico que una vez fue la capital del imperio Maya, ubicada al norte de Guatemala, y Teotihuacan, la ciudad-estado más grande del centro de México.

El grupo de expertos integrado por guatemaltecos y extranjeros, usa la nueva tecnología llamada LIDAR,  (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging). “LIDAR, así como el escaneo en 3D y otras tecnologías que están emergiendo ahora, nos está cambiando mucho la forma de investigar, y nos está aportando muchos datos nuevos y formas nuevas de hacer nuestro trabajo”, dijo Francisco Estrada-Belli, arqueólogo y explorador de National Geographic, director del proyecto de investigación del sitio arqueológico de Holmul, y también asesor del Proyecto Arqueológico del Sur de Tikal (PAST), el cual lleva a cabo los estudios en Tikal.

LIDAR y el uso combinado con tecnologías como el GPS, ha revelado datos que no se tenían considerados en el pasado, como la extensión territorial de Tikal, que pasó de 16 a 32 kilómetros cuadrados. 

Un equipo de arqueólogos, nacionales y extranjeros, junto con trabajadores de comunidades alrededor de Tikal, han descubierto indicios que podrían revelar una posible relación de esta ciudad Maya, con la ciudad de Teotihuacan.

Estos nuevos datos, incluso, han podido ayudar a re-etiquetar algunas estructuras, que antes estaban enlistadas como “montículos naturales”. Una de ellas, incluida en los planos originales del sitio que datan de la década de 1960, es en realidad un edificio que tiene características similares a los del sitio de Teotihuacan, en el centro de México.

Por sus características, el área fue rebautizada como “La Ciudadela”, por su parecido a la ciudadela de Teotihuacan. Tiene un perímetro cuadrangular, una pirámide o templo al este, igual a este solo que en dimensiones menores. Lo interesante es que en el mapa original habían 3 estructuras que estaban primero representadas como montículos naturales, pero al usar LIDAR estas cambiaron”, dijo Edwin Román Ramírez, director del PAST.

El arqueólogo explica que el dato más importante viene de esa estructura que asemejaba mucho a la arquitectura de Teotihuacan, “Esta estructura se encuentra atrás de Mundo Perdido en Tikal, y la hipótesis es probar si acá existía un barrio en la cual vivían conviviendo Mayas y posiblemente gente de México, del centro de Teotihuacan, por lo único de esta estructura, ya que no hay otras estructuras así en el área Maya” explica el director del PAST.

Fusión de tecnologías en investigaciones

nuevas tecnologías

El equipo de arqueólogos cuenta tecnología de punta como el uso de infrarrojos, medidores de humedad, espectrógrafos, cámaras fotográficas y drones, para sus exploraciones e investigaciones en la selva.

El uso de nuevas tecnologías como el LIDAR y el GPS, permite a los arqueólogos modernos el poder tener acceso a información y datos que se desconocían en el pasado reciente. La tecnología infrarroja se utiliza para hacer escaneos generales de una zona en particular, y ya con esa información, los investigadores hacen recorridos para localizar las estructuras recién descubiertas.

“Lo hacemos de esta manera, para luego documentar de manera tradicional con dibujos, fotografías, ahora también estamos implementando la fotogrametría que nos ayudará a tener una nueva visión”, añadió Ramírez. Otras nuevas tecnologías, como los videos de alta definición, mediante el uso de drones, también forman parte de la nueva manera de documentar en los sitios arqueológicos. 

El otro punto de la investigación LIDAR muy llamativo fue ver todas las fortificaciones que hay sobre el territorio, eso también nos da la clave para entender un poquito mejor la sociedad Maya, porque nos cambia la visión sobre la manera de practicar la guerra que tenían”, agregó por su parte Estrada-Belli. Toda esta nueva información, hace presuponer que las antiguas sociedades mayas eran más masivas de lo que se creía hasta ahora, y “por consiguiente, mucho mas complejas en todos sus aspectos”, dijo el arqueólogo.

El PAST presentó los resultados preliminares de sus investigaciones el año pasado, en los que resalta la extensión de los centros urbanos más allá de los límites establecidos anteriormente, y la extensión de sus cultivos en las zonas de humedales, áreas que se pensaba que los Mayas no pudieron utilizar porque se inundaban, y que gracias a sistemas de ingeniería hidráulica y canalizaciones muy complejas y extensas desarrolladas por ellos, fueron aprovechadas de forma masiva, lo que indicaría una sociedad muy extensa y compleja, a lo que se consideraba antes.

×
>