El planeta está perdiendo la capacidad de mantener la vida humana

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Yoda Adaman/Unsplash Lun 22, Feb 2021

Las últimas informaciones acerca del estado de la vida natural, como consecuencia de las acciones humanas, ha puesto en alerta a una serie de líderes globales, que buscan implementar soluciones adecuadas para revertir el estado actual del clima mundial. La pandemia de la COVID-19 ha sido un llamado serio para toda la humanidad, ya que la pérdida de hábitats y biodiversidad, ponen en peligro la salud y sobrevivencia humanas.

Un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) resalta la importancia de ampliar los estudios sobre las tendencias globales de los beneficios de la naturaleza a las personas. “A medida que se evidencia el cambio que las actividades humanas realizan en los sistemas del planeta, no hay una documentación sistemática paralela, que permita conocer si los cambios en la naturaleza están relacionados con dichas actividades y cómo estos cambios impactan a la gente”, dice el estudio.

Existen varias razones que explican el por qué de la ausencia de estos estudios. Sin embargo, lo que si está claro, es que la reducción de la biodiversidad y la pérdida de los hábitats naturales, impacta de manera directa en el desarrollo de la humanidad como especie, así como en la capacidad del planeta para soportar ciertos tipos de vida.

Por ejemplo, la reducción de ciertos hábitats ha reducido el número de abejas que hay en el mundo, por lo que la polinización de las plantas se reduce, lo que a su vez se traduce en menor acceso de alimentos, medicamentos y recursos para la humanidad.

Por otra parte, el trabajo señala que el deterioro ambiental impacta negativamente en la calidad de vida, pero la adaptación social y la búsqueda de soluciones alternativas han compensado parcialmente este problema. Sin embargo, es importante destacar que estas acciones a menudo no son ideales e implican costos adicionales.

“Comprender y monitorear los beneficios de la naturaleza es fundamental para mejorar la gestión de los sistemas terrestres de manera efectiva, equitativa y sostenible”, concluye el doctor Lucas Garibaldi, director del Instituto de Investigaciones en Recursos Naturales, Agroecología y Desarrollo Rural (IRNAD -UNRN/CONICET) y coautor del artículo. “Muchos de estos beneficios presentan tendencias variadas para diferentes países, regiones, tipos de ingresos y grupos étnicos y sociales, lo cual refuerza la necesidad de realizar estudios de forma más coherente y objetiva. Los resultados serán una pieza clave en el diseño de medidas que ayuden a revertir las tendencias globales negativas de los beneficios de la naturaleza a las personas”.

×