Los loros en Guatemala continúan en riesgo

Historia por: Jorge Rodríguez Fotografía por: Jorge Rodríguez Mié 24, Feb 2021

Ni las constantes campañas lideradas por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), ni las advertencias internacionales acerca del peligro de extinción que los loros afrontan han servido para evitar que las redes de tráfico de estas aves, y las personas que las compran como mascotas, cambien sus ideas y eviten dañarlos.

Los traficantes incluso se muestran firmes en sus intenciones de continuar alimentando las redes ilegales de trasiego de especies, porque en el mundo sigue existiendo una demanda muy grande de personas que ven a los animales silvestres como potenciales mascotas. Tan es así que en el sur de Guatemala, fue asesinado Pedro Vietri, un “gran defensor” del nuca amarilla, de parte de traficantes de aves.

“Él y su familia han pasado años tratando de defender la vida silvestre en un área protegida que tienen en su finca de cazadores provenientes de aldeas cercanas”, publicaron el colectivo COLORES y ARCAS Guatemala en sus redes sociales.

Vietri protegía, dentro de su propiedad, varios nidos de loros nuca amarilla (Amazona nuquigualda), ya que es durante esta época que se encuentran en período de incubación. Los cazadores furtivos están atentos a este tiempo, ya que los pichones son mucho mejor pagados en el mercado negro.

COLORES (Corredor de Loros, Reservas y Santuarios) es un grupo de organizaciones, fincas, parques, individuos y grupos gubernamentales interesados en restaurar los ecosistemas, principalmente, de la costa del Pacifico y Atlántico de Guatemala. “Lo hacemos a través del loros emblemáticos y altamente en peligro de extinción como el loro nuca amarilla y el loro cabeza amarilla (Amazona oratrix)”. El colectivo inició una campaña de recaudación para continuar en esta lucha, a modo de tributo por el trabajo realizado por Vietri.

Menos de 500 individuos en estado silvestre

Foto: Conservación de Loros en Guatemala

Si bien el loro de nuca amarilla no aparece listado como una especie en peligro de extinción, debido a que su distribución se mantiene más o menos estable en toda Centroamérica, en Guatemala sí que está considerada como en grave peligro, ya que, según COLORES, se estima que solamente hay unos 400 individuos en estado silvestre.

El caso del loro de cabeza amarilla es más crítico. Esta especie sí que está considerada como en peligro por el listado rojo de especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya que solamente habita en México y algunas zonas de Guatemala, Belice y el Caribe de Honduras. En Guatemala se estima que hay solamente unos 100 individuos en estado silvestre.

×