Tortugario Sipacate-Naranjo, la emoción de liberar tortugas

Las tortugas llevan su casa a cuestas. Están expuestas y escondidas al mismo tiempo. Son un símbolo de fuerza y perseverancia. Christina Baker

Nos encontrábamos en El Paredón, Sipacate. La luz de la luna fue nuestra guía durante la caminata, que iniciamos a eso de las 9:30 de la noche, de aproximadamente 2 kilómetros. El objetivo: presenciar el desove de tortugas marinas en la orilla de la playa.

La luz de la luna nos acompañó durante nuestra caminata nocturna. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
La luz de la luna nos acompañó durante nuestra caminata nocturna. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Mientras comenzábamos a caminar pensé ¿el deso qué? Resulta que así [el desove] se le llama a la acción de dejar los huevos de parte de las tortugas hembras, quienes  salen a la orilla del mar y depositan hasta 60 huevos que se incuban durante 48 días. Después de ese tiempo, surgen pequeñas tortuguitas parlama, una de las seis que visitan las costas del Pacífico guatemalteco.

Tenía la duda de cómo se diferencia a las tortugas hembras de los machos y Juventino Márquez, un recolector de huevos de tortuga, y a quienes se les conoce como parlameros, me comentó que “los machos dejan un rastro con sus colas, mientras que las hembras no”.

Papel evolutivo clave

Las tortugas salen a desovar en horas de la noche y para no asustarlas, se usa luz roja. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Las tortugas salen a desovar en horas de la noche y para no asustarlas, se usa luz roja. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Otra de las dudas que me rebotaba en la cabeza era ¿qué tan importantes son las tortugas marinas? Se estima que las tortugas han habitado el planeta durante más de 100 millones de años y su presencia es importante en la creación, mantenimiento y evolución de los ambientes que los humanos disfrutamos.

Cuando una tortuga anida en la playa, ésta remueve la arena constantemente, lo que permite que la playa se mantenga saludable y limpia. Su papel en el ecosistema marino es intermediario, desempeñándose como presas y depredadores por igual. Sus huevos y crías son consumidos por una amplia variedad de especies.

Esfuerzo combinado

Si nacen por la noche, las nuevas tortugas son liberadas temprano en la mañana. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Si nacen por la noche, las nuevas tortugas son liberadas temprano en la mañana. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Durante nuestra caminata por la playa de arena volcánica, bañada por la luz de la luna, otra duda se movía dentro de mi cabeza. ¿Cómo se puede hacer para apoyar esta iniciativa? El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) ha desarrollado programas de sensibilización, y educación ambiental para difundir la importancia de las tortugas marinas entre la comunidad y el turismo que se mueve en la zona, así como la capacitación para la recolección y protección de los huevos.

Te puede interesar: Un viaje redondo de 15 años de duración

Una vez recolectados los huevos, se “siembran” dentro de los “tortugarios” que maneja la entidad, en donde se monitorea el número de neonatos que eclosionan y que liberan en el mar. Solo en 2015 se liberaron unas 30 mil tortuguitas, en su mayoría parlama.

¿Cómo actuar durante una liberación?

Instintivamente buscan el mar en donde pasarán casi toda su vida. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Instintivamente buscan el mar en donde pasarán casi toda su vida. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Con todo esto, ¿qué debemos tomar en cuenta cuando se liberan las tortugas?

  • No retener a los neonatos en piletas o baños con o sin agua
  • Deben ser liberados lo antes posible, 6:00 horas si nacieron de noche o 17:30 si nacieron durante el día.
  • Las tortugas recién nacidas no deben entrar en contacto con los visitantes ya que pueden ser afectadas con sustancias químicas (repelente para mosquitos, bloqueador solar, lociones, etc).
  • No utilizar flash de las cámaras para no afectar el proceso de la liberación. Durante las caminatas nocturnas, los miembros de Conap utilizan luz roja para no asustar a las mamás tortugas.

En 2015 el Conap liberó a más de 30 mil tortugas. En Sipacate funciona un tortugario que inició a funcionar en 1997.

Durante la mañana, con apoyo de personal de Conap, tuvimos la oportunidad de liberar a cerca de tres docenas de tortugas. Mientas corrían hacia el mar, recordé que todo ser viviente es importante en el buen funcionamiento y desarrollo de nuestro ecosistema, y por ello es importante que seamos conscientes de nuestros hábitos de  consumo. Ser conscientes nos permitirá  ayudar a mantener nuestros mares y playas libres de contaminación.

Agradecimiento especial a CONAP y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) por la realización de este viaje.

One Reply to “Tortugario Sipacate-Naranjo, la emoción de liberar tortugas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *