Estación Biológica Las Guacamayas

Es evidente que en este mundo en el que el concreto y la rutilante vida urbana se apodera más y más de la naturaleza, poder ver de cerca, y en su ambiente natural, la biodiversidad de flora y fauna que habita este planeta se vuelve una tarea compleja.

Ese es el caso de las diferentes especies de aves que vuelan sobre la selva petenera, en particular de la Guacamaya (Ara macao cyanoptera), que se encuentra en peligro de extinción debido a factores como la reducción del bosque, caza furtiva y depredadores naturales.

Rescatar y preservar la vida de esta especie, así como de muchas otras que viven en el Parque Laguna del Tigre, en la Reserva Biósfera Maya, la más grande de Centroamérica, un grupo de científicos, pobladores y conservacionistas se han dado a la tarea de cuidar y estudiar al bosque y sus habitantes.

Desde la Estación Biológica Las Guacamayas (EBG), un centro de investigación biológica, que a su vez fomenta el ecoturismo y la gastronomía local, se realiza una labor que consiste en el monitoreo de las guacamayas, cuidado de nidos naturales, construcción de nidos artificiales y prevención de amenazas, como la caza furtiva, depredadores naturales como abejas y el halcón de collar.

“Cuando iniciamos nuestra labor, logramos contabilizar unas 200 aves. Ahora, dos años después, podemos decir que el número ha aumentado de los 350 a 400 ejemplares”, dice Melvin Mérida, coordinador de la Wildlife Conservation Society (WCS), que trabaja en colaboración con pobladores locales para el cuidado de los nidos de guacamayas.

Biodiversidad

En esta zona de San Benito, en el departamento de Petén, al norte de Guatemala, existe una gran biodiversidad animal. Jeovani Tut, coordinador de la EBG comenta que el lugar es hogar de hasta 300 especies diferentes de aves, cocodrilos, monos aulladores y cerdos de monte, entre otros, así como una amplia variedad de insectos y especies vegetales.

“Buscamos que la gente tenga un verdadero contacto con la naturaleza, ya que con ello creemos que podrán tomar conciencia que la preservación es un trabajo de todos”, dice Tut.

Desde la EBG se puede partir para realizar birdwatching o aviturismo, conocer el trabajo de preservación de las guacamayas o bien visitar el sitio arqueológico Waka-Perú, que se encuentra a una media hora en bote, y otra caminando, del centro.

En la página web de la Estación, se encuentra una amplia información acerca de los paquetes que tienen a disposición, así como la manera de contactarlos. También puedes seguirlos en su página de Facebook y así conocer de cerca todas las actividades que realizan.

Por el apoyo en la realización de esta visita, agradecemos a  Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT)Asociación BalamTAG Airlines.

2 Replies to “Estación Biológica Las Guacamayas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *