Café Museo La Luna

Llegar al Café Museo La Luna y tener la suerte de charlar con Raúl Izas puede que sea una de las mejores experiencias que se pueden vivir en Xela. Eso es porque el actual director de la Casa de la Cultura de Quetzaltenango te llevará por un legado histórico que su familia ha forjado en la ciudad altense por más de 100 años.

Su decorado antiguo es una de las razones de su atractivo. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
El decorado antiguo es una de las razones de su atractivo. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Para disfrutar de este viaje, siempre es recomendable pedir un plato de torrejas acompañado de un chocolate capuccino, que es un viaje por si solo por su espectacular sabor. La Luna es, desde hace 24 años, uno de los rincones favoritos de los locales y una parada obligada para visitantes, tanto por su decorado como por el legado cultural que continúa sembrando.

Agente de cohesión social

La familia de Raúl, originaria de la zona, se dedicó desde siempre a la siembra de café, aunque tenían una estrecha relación con los productores de cacao en la costa guatemalteca. La popularidad de este producto, especialmente para las celebraciones patronales y fiestas públicas del pueblo, lo convirtió, junto al café, en un agente de cohesión social.

Café con chocolate, una delicia que encontrarás aquí. Foto: Jorge Rodríguez/Viator
Chocolate capuccino, una delicia que encontrarás aquí. Foto: Jorge Rodríguez/Viator

Con el paso de los años la idea de abrir un local fue algo natural y orgánico. “Comenzamos decorando con algunas cosas que estaban guardadas en la casa familiar. Luego la gente me decía: ‘oye, por ahí tengo esto que podría servirte para el local’, y así fue como nuestro inventario de antigüedades fue aumentando”, recuerda Raúl.

Pero no solo antigüedades, sino también fotografías de la cotidianidad de Quetzaltenango. Todo un historial desde mediados del siglo XIX hasta finales del XX. Tienen exhibidas más de 24 mil fotos históricas de la ciudad, expuestas en mesas  y paredes. “El lugar es un homenaje a sus propias raíces”.

Alta gastronomía local

Cualquier rincón de La Luna es un espacio íntimo y acogedor. Un viaje en el tiempo, incluso para quienes no pertenecemos a esa realidad altense. Pero hay algo que nos hará sentir parte de ello como por arte de magia: la comida.

Las torrejas (comida típica guatemalteca) son una de sus especialidades. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Las torrejas (comida típica guatemalteca) son una de sus especialidades. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Paches (tamal hecho a base de papa), tostadas (tortillas fritas) y plátanos fritos en mole (a base de chocolate). “En el altiplano gozamos la dicha de tener alta gastronomía criolla”, dice Raúl. Además las bebidas calientes en una zona fría como esta no pueden faltar.

La estrella del show es el chocolate capuccino, pero hay otras que no se quedan atrás, como la Chocolata california (café con helado) y el café Champurrado (a base de fécula de maíz).

Entre la comida, las bebidas, las antigüedades y la muestra fotográfica, es difícil creer que aún se puede hablar más acerca del lugar. “Con el paso del tiempo nos fuimos convirtiendo en un Centro Cultural”. Obras de teatro, locación para corto y largometrajes, talleres y refugio para la clase artística de Xela.

Con más de 24 años de existencia, es uno de los sitios a visitar en Xela. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Con más de 24 años de existencia, es uno de los sitios a visitar en Xela. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Y sí, cada destino tiene ese sitio en particular que hay que conocer sí o sí, ya sea para empezar el viaje o para despedirlo. “La idea de un café es, en esencia, hacer amigos y nosotros lo hacemos todo el tiempo”, concluye orgulloso Raúl.

Café Museo La Luna está ubicado en la 8a. avenida 4-11 zona 1 de Quetzaltenango. Cualquier información que requieras puedes preguntarla al teléfono (502) 7761.2242.

2 Replies to “Café Museo La Luna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *