20 sitios turísticos contarán con estaciones de reciclaje

Imagina un atardecer en un pequeño muelle del Lago de Atitlán. O liberar una pequeña tortuga justo cuando el sol comienza a iluminar alguna de las playas del Pacífico guatemalteco. O bien recorrer algún bosque tropical acompañado de los sonidos que sus habitantes emiten.

Te puede interesar: 6 cosas que debes saber acerca de la liberación de tortugas marinas
La experiencia de pajarear alrededor del Lago de Atitlán
La travesía a Semuc Champey

Todas esas son experiencias que vive cualquier viajero en Guatemala. Sin embargo estas increíbles experiencias pueden verse manchadas, en el mejor término de la palabra, por el exceso de desechos sólidos regados por todos los rincones del planeta.

Problema mundial

Los océanos mundiales transportan alrededor de 5,5 millones de productos plásticos (botellas, bolsas, pajillas y tapas).En Guatemala no existen estimaciones exactas de la cantidad de desechos sólidos en los bosques y ríos, pero la situación es alarmante.

Te puede interesar: Viaja por las zonas protegidas de Guatemala
Las zonas protegidas que más atraen al turismo en Guatemala

Ante esa situación el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) hizo entrega al Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) de 20 estaciones de reciclaje y así contribuir a la implementación de buenas prácticas ecológicas en igual número de atractivos turísticos.

Conciencia y desarrollo sostenible
Foto: Rony Mejía. CONAP/SIGAP

Para contrarrestar esta situación a mediano y largo plazo, la única apuesta segura es la educación ambiental. Es solo a través de inculcar nuevos valores que tomen en cuenta nuestro papel dentro del ciclo de vida natural, es que lograremos revertir la situación actual.

Te puede interesar: El día que San Pedro La Laguna me sorprendió

Por lo pronto, las primeras acciones útiles pasan por depositar los residuos en sus contenedores específicos, reutilizar los desechos orgánicos y reducir el consumo de plástico y otros productos cuyo proceso biodegradable toma años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *