Santo Tomás Chichicastenango


Bautizado en honor a Santo Tomás Apóstol, Chichicastenango es una fiesta de color, tradición y espiritualidad en diciembre de cada año.

Previo al 21 de diciembre, día oficial de la celebración al patrono de la ciudad, se instala en el centro de la plaza central un palo de unos 20 metros de altura, en el que dos personas se atan a cada extremo de una cuerda mientras giran en las alturas.

Te puede interesar: ¿Qué es sincretismo?

6 razones para visitar Quiché

La Danza del Palo Volador

Foto: INGUAT

Esta es una tradición que data de la época previa a la colonia española. Es un baile que realizan dos hombres en honor a lo que está escrito en el libro sagrado Popol Wuj. Desde la elección del árbol hasta los momentos previos del baile se realizan ceremonias de fuego para agradecer a los espíritus guías.

Te puede interesar: Chichicastenango, fuego, colorido y tradición

Bailes de moros


Al igual que en muchos lugares de la guatemala de ascendencia maya, durante los días previos a la celebración del patrono, se realizan una serie de actividades que rememoran la historia de su población de origen k’iche’. Los bailes  de moros son una representación de la vida previo y después de la llegada de los españoles.

Solsticio de invierno


El 21 de diciembre es el solsticio de invierno. Para los antiguos mayas, así como para diferentes culturas antiguas alrededor del mundo, este era un día muy importante. En Chichicastenango coincide con la conmemoración de la primera misa en honor a Santo Tomás. Durante este día se celebran procesiones y ceremonias mayas durante el amanecer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *