San Cristóbal El Alto


Hay un lugar, a las afueras de Antigua Guatemala, cuya mística te atrapa. Ya sea por la vista desde su mirador, sus varios cultivos orgánicos, o el imponente volcán de Agua que flanquea este poblado originalmente llamado Las Milpas de San Cristóbal.

Su gente
 

Humans of San Cristóbal El Alto “Tenía 10 años cuando empecé a tejer. Mi mamá me enseñó a hacerlo. Este huipil lo hice yo misma. Me tardé un mes para hacerlo. Los hilos se encuentran en Chichicastenango. Por eso es un poquito caro porque toca traer los hilos. Los hilos no se encuentran en Antigua, sí hay pero solo de bolitas pequeñitas, no alcanza, pero tampoco hay los colores que yo quiero. Mis favoritos son el rojo, el azul y el verde. Cada región tiene diferentes colores, me gusta de colores. Mi esposo me ayuda a comprar los hilos. Me gusta este trabajo porque ayuda bastante para el estudio de los niños.” Teresa Xinic es tejedora, que es originalmente del departamento de Quiché pero ahora es miembro de la comunidad de San Cristóbal El Alto. Su tienda de artesanías se ubica dentro del restaurante el Cerro San Cristóbal. Lee más historias de las personas de San Cristóbal El Alto: http://www.sancristobalelaltoantigua.com/historias-1 #SanCristobalElAlto #AntiguaGuatemala #Guatemala #artesanias

Una publicación compartida por San Cristóbal El Alto (@sancristobalelalto) el


San Cristóbal El Alto es una aldea de 600 habitantes, quienes han visto al turismo como una manera sostenible de llevar desarrollo para su comunidad, al tiempo de preservar su identidad y sus recursos naturales. Un ejemplo del empuje de este pequeño poblado se dio en la década de 1920. Ante la falta de asistencia del gobierno central y municipal, ellos mismos construyeron la ruta que lleva hasta el pueblo.

Sin conocimientos de ingeniería,  los habitantes de hace un siglo, enviaron a un burro con carga colina abajo y con azadones labraron ese sendero hasta convertirlo en el actual acceso a la comunidad.

¿Qué se puede hacer en San Cristóbal?


Talleres de artesanía, turismo agroecológico, senderismo, avistamiento de aves. Esas son algunas de las actividades que se pueden realizar en San Cristóbal El Alto. El Sendero del Coyote, una ecoruta que atraviesa el bosque,  es uno de los puntos populares para los amantes de la naturaleza.

San Cristóbal El Alto es una aldea ubicada a cinco kilómetros del casco urbano de Antigua. Los domingos hay transporte gratuito, que parte del Arco de Santa Catalina, para todo aquel con ganas de conocer el lugar. 

Productos orgánicos


Los árboles de níspero, del que se produce té, ecoleños y vino, son el principal producto agrícola que se trabaja en San Cristóbal.  En Casa Xicayá se puede ver el trabajo que lleva la producción de estos productos. El té de níspero, además, es bueno para la digestión, dolores musculares y otros beneficios para el cuerpo. Dependiendo de la época, también se cultiva aguacate, miel orgánica, moras y otras hortalizas.

Artesanías
 

Juguetes en madera hechos a mano uno por uno por en #sancristobalelalto #antiguaguatemala #guatemala #artesania #crafts

Una publicación compartida por San Cristóbal El Alto (@sancristobalelalto) el

Si por algo es famoso San Cristóbal, es por sus artesanías de madera hechas a mano. Hay varios artesanos que trabajan la madera de la jacaranda, de la cual producen juguetes como trompos, capiruchos y camiones, así como otras artesanías para el hogar.

Te puede interesar: Don Laureano, la artesanía de la improvisación

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *