La artesanía de Livingston

Publicada en Publicada en Lugares

Claramente sabemos que la artesanía es lo que diferencia a un pueblo, o etnia, del otro. No es lo mismo tener un recuerdo de Asia que de Centro o Suramérica. Siempre que nos damos una escapada, buscamos la manera de hacerlo a lugares diferentes al lugar en donde vivimos y llevar de vuelta algo que sea característico de esa localidad que visitamos.

En Guatemala sucede algo parecido. Una artesanía de Huehuetenango no será nunca igual que una de Xela o el lago de Atitlán. Aunque hay una constante y es que en toda la geografía guatemalteca existen pueblos indígenas, descendientes de los mayas, por lo que, aún y cuando tienen diferencias sútiles, hay un hilo conductor que los une.

Ese no es el caso de Livingston, en donde su población garifuna es diametralmente diferente a la del resto del país, y eso se nota en su artesanía.

Carlos Flores es un artesano originario de esta caribeña tierra. Él nos cuenta que, si bien el pueblo garifuna remonta sus raíces a principios del siglo XIX, fue hasta hace unos 10 años que se empezó a plasmar la identidad de su cultura en piezas artesanales.

“No teníamos artesanía, o al menos no la trabajábamos como tal. Al principio teníamos una influencia japonesa y usábamos mucho bambú. Ahora se trabaja con la corteza del coco y fabricamos desde piezas ornamentales hasta de uso diario”, dice Carlos.

Los artesanos garifunas están organizados en la Asociación Derivados del Coco. Ellos realizan piezas como tambores, cayucos, lámparas, servilleteros, utensilios para la cocina, pulseras y pendientes para las orejas.

Pero no se quedan ahí. El coco también sirve para la elaboración de pan, aceite y leche, que son la base de la gastronomía garifuna.

“Buscamos diferenciarnos de toda la artesanía que se hace en Guatemala. Nuestro objetivo para el corto plazo es poder exportar lo que hacemos a otros países del mundo”, nos cuenta emocionado Carlos.

Livingston es uno de los pueblos más acogedores y receptivos con el turismo local y extranjero. No será difícil que te animes a comprar alguna pieza que te recuerde tu visita a este paradisíaco lugar.

2 comentarios en “La artesanía de Livingston

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *