Chichicastenango, fuego, colorido y tradición

“El fuego es inicio y es fin. Es transformación”, dice Manuel Xiloj, miembro de la alcaldía maya de Chichicastenango. Ubicado a unas tres horas (145 km.) al occidente de la ciudad de Guatemala, este municipio de Quiché es la mejor muestra de lo vivo que permanece la Cultura Maya.

Para llegar a Chichicastenango, hay que recorrer unos 145 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala. El municipio cuenta con varios hoteles y restaurantes, así como agencias de turismo en las que se puede solicitar algún recorrido por la zona.

A diferencia de sus ancestros, los mayas modernos han integrado sus antiguas creencias con la doctrina católica importada de los españoles, una acción conocida como sincretismo religiosoPor ello no es raro ver ceremonias en donde los antiguos rituales mayas, en las que el fuego es la figura principal, se utilicen para celebraciones típicas católicas.

Las morerías (tiendas de máscaras) son famosas en Santo Tomas Chichcastenango. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

La mejor manera de experimentar el sincretismo de Chichi es mediante su fiesta principal, que se realiza cada 21 de diciembre durante el solsticio de invierno, acontecimiento ampliamente celebrado por los antiguos mayas. En la iglesia católica es a Santo Tomás Apostol, al que se le rinde tributo mediante una misa y procesión por las calles del pueblo. 

Las celebraciones son diferentes, pero interconectadas entre ellas.  En las ceremonias, el fuego representa la bienvenida de un nuevo ciclo y se pide porque sea de beneficio y bonanza. Por la noche del 21 representa alegría y fiesta.

El fuego está presenten en cada manifestación espiritual en Chichicastenango. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Alcaldía indígena

Santo Tomás Chichicastenango es uno de los pocos municipios a nivel nacional que cuenta con dos formas de gobiernos legal, y popularmente, reconocidas: la alcaldía democráticamente electa y la Alcaldía Indígena.

La Alcaldía Indígena es una institución ancestral muy respetada por los pobladores de Chichicastenango. El alcalde es elegido cada año, mientras que la autoridad maya superior es elegido de por vida. Este es visto como una autoridad ancestral del pueblo maya y trabaja para que el Estado de Guatemala respete los derechos de los pueblos indígenas. Los demás integrantes son elegidos en base a sus conocimientos espirituales, así como el respeto que la comunidad tiene hacia ellos.

Concejo indígena de Chichicastenango, Quiché. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

El concejo indígena promueve el uso de la lengua K’iche’, de los trajes tradicionales y las fiestas religiosas y danzas tradicionales del lugar.

Días de mercado y otros atractivos

Los jueves y domingos son días de mercado, o marketday. En la plaza central, comerciantes de diferentes regiones del occidente guatemalteco se dan cita para ofrecer sus productos, lo que se convierte en una explosión de colores, aromas y sonidos.

 

Días de mercado en Chichicastenango. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Al igual que en vida, el fuego continúa siendo de gran importancia en la muerte. El fuego es el origen de todas las cosas, según los mayas, y es a través de él que se logra la purificación. En el cementerio de Chichicastenango es usual ver a sacerdotes mayas realizar ceremonias de fuego dedicadas a quienes ya no están.

Cementerio de Chichicastenango, Quiché. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Pascual Abaj (‘Piedra de sacrificio‘) es otro lugar con un gran significado espiritual para los maya k’iche’. Es dedicado a Huyup Tak´ah, dios maya de la tierra cuyo nombre significa ‘llanura montañosa’. Es de fácil acceso y es visitado por cientos de turistas.

El museo regional y el arco Gucumaz son otros lugares que hay que ver en su visita a Chichicastenango. Para más información visita el perfil de la Casa de la Cultura de Chichicastenango.

 

3 Replies to “Chichicastenango, fuego, colorido y tradición”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *