De boca en boca, Bajo la Luna

Publicada en Publicada en Lugares

Confiarnos en guías de viajes, reseñas y artículos periodísticos es una buena alternativa (como no decirlo, si esta es una de ellas).  Pero no hay nada que reemplace el famoso ‘de boca en boca’, eso que se ha dado a bien llamar en estos tiempos ‘sociales’ como viral.

Si dejamos de lado toda esa palabrarería, podré decir fácilmente que la comida de Bajo la Luna se ha hecho famosa precisamente por ello, por la promoción que cada boca le hace luego de haber sido primerísimos testigos del sabor de sus hamburguesas.

_mg_9586
Centro de Xela. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

El nombre de este bar, con más de 10 años de existencia, es un juego de palabras muy agradable, sin mucho de romántico como se podría sugerir. Quetzaltenango (o Xela para los entendidos) es famosa por una canción llamada “Luna de Xelajú”. Es, por decirlo de alguna manera, el símbolo distintivo de esta ciudad occidental guatemalteca.

Siendo nuestro satélite natural un protagonista en el imaginario altense, los Izas abrieron, hace más de 20 años, el icónico Café La Luna, parada obligada para cualquier primerizo en Xela. Con el tiempo el negocio familiar se amplió y con la idea de atraer al público más joven, José Izas inauguró el hoy conocido bar Bajo La Luna.

Te puede interesar: Café Museo La Luna

264960_239654766046892_7679290_n

Winesday

Amante del juego de palabras, Bajo la Luna asentó el concepto de miércoles de vino. “La escena nocturna en Xela está bien definida y queríamos hacer algo diferente”, dice José mientras explica la idea de Winesday (wednesday y wine en inglés).

Te puede interesar: Wine Not

“Con el tiempo ya teníamos a mucha gente que venía por sus copas de vino, previo a ir a cenar o pasar a otro tipo de bares”, prosigue. Fue ésta dinámica la que le dio la idea de preparar su propia comida. Fiel a innovar, el proceso de creación de su propio menú exploró una gran variedad de opciones hasta que todo se fue reduciendo a la preparación de sus hamburguesas “artesanales”.

Menú de Bajo la Luna. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Menú de Bajo la Luna. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

En lo simple está la magia

Lejos de cualquier vanguardismo o cocina de experimentación, José se mantiene fiel en su concepto de que “la sofisticación no debe de ser algo snob”, sino más bien al alcance de cualquier mortal. Y es que sus hamburguesas tienen mucho más de investigación de lo que la gente imagina.

Para nosotros, que solo vemos el menú, solo nos toca decidir entre torta de res, cerdo, mixta (res y cerdo) y vegetariana (tofu y garbanzo). “Las hamburguesas australianas llevan remolacha y queso, así que si tu idea es una de esas, te la preparamos”. Por ello los complementos son a elección del cliente.

Hamburguesa mixta con espinaca y tomate, acompañada de papas fritas, vino y cerveza artesanal. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori
Hamburguesa mixta con espinaca y tomate, acompañada de papas fritas, vino y cerveza artesanal. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Porque nunca será lo mismo probar una hamburguesa mixta con hongos, aceitunas y rábano, que una de tofu y garbanzo con queso, huevo y pepinillos.  Para acompañar una cerveza artesanal, “porque hay que ser coherentes con el discurso”.

Y sí, la fama de este lugar se hace de boca en boca, o de artículo en artículo, todo lo que sea una sugerencia luego de haber probado y experimentado una noche en este acogedor lugar.

Bajo la Luna está ubicado en la 8ª avenida y 4ª calle de la zona 1 de Quetzaltenango. Si quieres saber más de sus promociones, visita su página de Facebook.

Un comentario en “De boca en boca, Bajo la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *