La Virgen de Ayarza

Guatemala es, para los poco entendidos, un país en el que sus habitantes llevan y viven sus creencias espirituales de una manera muy arraigada en su día a día. La Laguna de Ayarza, en Santa Rosa, al suroccidente de la ciudad de Guatemala, fue testigo de esta característica chapina, cuando un equipo de buzos tomó la decisión de sumergir una imagen de la Virgen de Fátima.

Preparación de la Virgen de Fátima para su hundimiento en la Laguna de Ayarza. Foto: ProDiver

La idea de este grupo de buceadores de la academia Pro Diver, devotos católicos es simple: celebrar la época de Cuaresma y Semana Santa, contar con “una presencia divina, que proteja y brinde abundancia tanto a los habitantes como a los visitantes de Ayarza”, y elevar su atractivo para el turismo local y extranjero que visita esta zona.

Te puede interesar: INGUAT invita a talleres de elaboración de alfombras

Recientemente me inicié en el mundo de la exploración subactuática y me pareció ver hasta donde puede llegar el fervor de los guatemaltecos. Debido a que las procesiones son muy importantes en Guatemala, este hundimiento bien podría considerarse como una procesión subacuática, muy rara en su tipo por el ambiente y lugar en donde se desarrolla, pero igual de importante para los creyentes católicos de contar con una presencia divina ahí donde realizan sus actividades.

Un grupo de buzos se alistan para el hundimiento de la Virgen de Fátima en la Laguna de Ayarza. Foto: ProDiver
Crónica de una aventura católica submarina

El recorrido para la ceremonia de hundimiento comenzó a las 5 de la mañana a unos 10 kilómetros en las afueras de la ciudad. Luego de un viaje de una hora aproximadamente (101 km), ya en las orillas de la laguna, el grupo de exploradores submarinos se reunió para conocer la manera en cómo se llevaría a cabo todo, guiados por César ‘Checha’ Santiago Morales y Analú Leiva, maestros buceadores.

Te puede interesar: Las 7 regiones turísticas de Guatemala

Después de asegurarnos de que todo el equipo estaba en orden, comenzamos el descenso. Poco a poco se empieza a experimentar una sensación de calma y quietud que lo envuelve a uno como el agua misma. Al sumergirse se puede admirar el fondo de la laguna con su suelo lacustre, bancos de peces pequeños que huyen al sentir la presencia de los buzos y uno que otro cangrejo que sale de una cueva para buscar alimento.

La imagen fue envuelta en una serie de aditamentos para lograr su hundimiento. Foto: ProDiver

Esta laguna, de unos 230 metros de profundidad, tiene varias historias; unos dicen que es mágica y otros que está embrujada, pues hay historias de personas que se metieron a nadar y al sumergirse unos segundos en el agua aparecieron a decenas de kilómetros en otra playa o en otro lugar de la misma laguna. Otros cuentan que los restos de un automóvil se encuentran sumergidos en el fondo, como una visión tétrica aunque lo más seguro es que haya sido víctima de algún accidente pasado en donde cayó desde una ladera.

Te puede interesar: Trip Advisor recomienda los mejores destinos en Centroamérica

El descenso en el punto elegido para asentar a la Virgen de Fátima fue lento, pues la procesión subacuática se parece mucho a las terrestres: se debe de hacer con cuidado para evitar dañar las imágenes y también por el tono ceremonioso de la misma. Al llegar a una profundidad de 58 pies (19.5 metros), los buzos ‘cargadores’ soltaron el lastre y liberaron a la imagen del chaleco hidrostatico para ubicarla en el lugar.

El grupo de buzos de Pro Diver instalan la imagen de la Virgen de Fátima en el fondo de la Laguna de Ayarza. Foto: ProDiver

Otros minutos para tomar fotos y vídeo, y luego los instructores dieron instrucciones para iniciar con el ascenso y sus respectivas paradas de seguridad. Estas son obligatorias cuando se realiza todo buceo, para evitará enfermedad descompresiva, y se deben hacer un ascenso lento y pausado, para evitar malestar por descompresión.

Ahora la laguna de Ayarza cuenta con un atractivo más. No solo sus lindas playas y paisaje, como un destino ideal para buceo y exploración acuática, sino también una imagen de la Virgen de Fátima.

One Reply to “La Virgen de Ayarza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *