Y tu jardín ¿cuánto vale?

Si vives en la ciudad, como yo, creo que puedes entender qué es tener un espacio natural limitado. Vivimos en lugares con jardines muy pequeños o incluso no tenemos jardín en nuestras casas.

A veces pareciera como si vivir en la ciudad fuera sinónimo de cero áreas verdes. Pero lo cierto es que aunque no tengamos nuestras propias zonas verdes, es común que tengamos una cerca de donde vivimos. Ya sea un parque, un barranco que está atrás de la casa o un pequeño jardín.

Te puede interesar: El turismo sostenible y su importancia ecológica y socioeconómica
La importancia de estas áreas
Vista actual del centro de Kaminaljuyu. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Por lo general vemos estas zonas y no les prestamos mucha atención. Sabemos, en teoría, que los árboles son importantes en la producción de oxígeno, pero no mucho más allá de eso. Con la preocupación de los efectos del cambio climático, estamos conociendo más acerca de otros beneficios que pueden traer las plantas a los humanos. Por ejemplo, la producción de agua.

Existen estudios en los que se calcula que en grandes ciudades como México DF, Los Ángeles y Mumbai, entre otras, los árboles y bosques en estos lugares pueden ayudar a ahorrar aproximadamente US$500 millones de dólares cada año. ¿Cómo es esto posible? te preguntarás. ¿Cómo podemos comprobar que un grupo de árboles ayuda a disminuir el presupuesto de una ciudad?

Te puede interesar: ¿Qué es turismo sostenible?
Servicios ecosistémicos
La ciudad de Guatemala muestra algunos vestigios de construcciones antiguas. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Además de oxígeno, los árboles ayudan al mantenimiento del suelo, infiltran el agua a los mantos acuíferos y limpian de contaminantes el aire. Estas acciones tienen un impacto directo en la vida de los humanos, y se ve reflejado directamente en el presupuesto de una ciudad, país o, incluso, en el de una familia.

Te puede interesar: 6 hechos de Kaminaljuyu que no conocías
Un jardín en plena ciudad

En ciudades como Guatemala, siempre pensamos que las inundaciones y derrumbes se deben a mala gestión de las autoridades locales. Sin embargo, es un problema que va más allá del gobierno local. Esto se da, generalmente, debido a la falta de áreas verdes y todos los servicios que estas proveen para la calidad de vida en áreas urbanas.

Los árboles y plantas de una ciudad ayudan a contrarrestar los efectos del cambio climático. Si bien estos servicios no generan dinero, tal y como lo conocemos, sí ahorran a la ciudad, y a los contribuyentes, el gasto en reconstrucción, salud, seguros, etc.

Te puede interesar: Parque ecológico Ciudad Nueva

Hay muchos beneficios más que las áreas verdes nos regalan. Cada vez que veas tu jardín, o pases cerca del parque cercano a tu trabajo o tu casa, recuerda todo el valor que tienen. Si quieres ir más allá, pregúntate ¿puedo hacer algo para mejorarlo? ¿Cómo puedo contribuir? Hay muchas formas en que podemos mejorar nuestra calidad de vida. Cuidando y valorando a la naturaleza es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *