5 datos acerca del Corredor Biológico del Bosque Nuboso

No puedo empezar este relato sin mencionar que la ruta que lleva, y recorre, al Corredor Biológico del Bosque Nuboso es una de mis favoritas en Guatemala. Las vistas son impresionantes, los ecosistemas son variados y las especies animales y vegetales que habitan esta zona son de lo más variadas e interesantes.

Esta zona es hogar de diferentes tipos de aves, como el Quetzal, el Pavo de Cacho y el Mot Mot, una amplia variedad de orquídeas, insectos e invertebrados y es uno de los pulmones más importantes de Centroamérica y el Hemisferio Norte, ya que ayuda a purificar el aire que se respira en esta parte del continente. 

Te puede interesar: La mansión del pájaro serpiente
Bosque Nuboso
En el bosque nuboso crecen diferentes tipos de plantas. Foto: Revista Viatori

La Sierra de las Minas es el bosque nuboso más grande de América Central. Se caracteriza por su alta concentración de especies como musgos, helechos, orquídeas y bromelias. El Corredor Biológico es la parte más al norte de la sierra y une su ecosistema con el del Biotopo del Quetzal. Tiene una extensión de más de 28 mil hectáreas en las que hay 19 reservas naturales.

Ecoturismo
El contacto con la naturaleza es constante en esta zona. Foto: Revista Viatori

Caminar entre frondosos bosques, observar a las diferentes especies animales, vegetales, insectos y aves que cohabitan el área, nadar en aguas cristalinas y frías que bajan de las montañas o simplemente relajarse con el sonido de la naturaleza. Estas son algunas de las actividades que pueden realizarse en el corredor. 

Gastronomía


La gastronomía de la zona de las Verapaces está influenciada directamente por la etnia maya q’eqchi’. Por ello utilizan condimentos como la pimienta gorda, el achiote, chile cobanero y el tomate, por mencionar algunos, para preparar sus platos tradicionales. El kak’ik’ (caldo rojo picante en idioma q’eqchi’) es el más conocido y servido en restaurantes del área. Hay otros platillos como los tayuyos, el tz’oloj y el pachay, por mencionar algunos.

Avistamiento de aves
Pavo de cacho. Foto: Fernando Tol

El ecosistema del bosque nuboso es el idóneo para que el quetzal (Pharomachrus mocinno), ave emblemática guatemalteca, realice sus actividades de apareamiento, alimentación y crianza. Pero también hay otras especies de aves que cohabitan estos bosques, como el pavo de cacho (Oreophasis derbianus) y el correcaminos tropical (Geococcyx velox).

Amenazas


El crecimiento de la población provoca que aumente la demanda de alimentos y otros cultivos no tradicionales. Esto provoca que los bosques nativos den paso a monocultivos, lo que se conoce como frontera agrícola. La tala ilegal y la reducción de los bosques hace que los efectos del cambio climático se hagan sentir. Sin embargo el corredor continúa siendo un pulmón importante para esta parte del continente y su conservación depende de todos.

Foto de portada: Fernando Tol

One Reply to “5 datos acerca del Corredor Biológico del Bosque Nuboso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *